"PRIMERA GENERACIÓN USEP"
ELISA CARRILLO Y AMIGOS
Publicado enDestacadas, Puebla

“Le pedimos que nos cuide otra vez”: creyentes al visitar a la Virgen de Guadalupe en Paseo Bravo

El Libro de Libros
728-x-907
Fieles visitango a la Virgen de Guadalupe en Paseo Bravo

Ver a la Virgen de Guadalupe de nuevo era el deseo de César y su familia que por la pandemia de Covid-19 y ante la suspensión de los eventos masivos como la verbena popular que se hace en honor de ´La Morenita´, no pudieron saludarla el 12 de diciembre del 2020.

Hoy, a un año de las restricciones, César logró ir al templo de Nuestro Señora de Guadalupe conocido como ´popularmente como ´La Villita´ en el Paseo Bravo, donde agradeció por tener salud y especialmente, celebró que pudieron volver a encontrarse con ella.

“Ya podemos venir a verla (a la Virgen de Guadalupe) con las medidas sanitarias y le pedimos que nos cuide otra vez, vengo con mi esposa, mi mamá y mi bebé”, comentó César.

En un recorrido realizado por MTPNoticias en las inmediaciones de La Villita, comerciantes y visitantes se congratularon por la alegría de volver a esta zona para festejar a La Guadalupana, pero también coinciden que no es lo mismo, pues hay menos gente que en ocasiones anteriores.

Lee: Estas son las vialidades cerradas en Paseo Bravo por celebración de la Virgen de Guadalupe

Al respecto doña Sara, quien hace y vende chalupas, comentó que la venta estaba muy floja y aunque ya se acercaba la hora de la comida, no había registrado comensales como en otros años, previos a la pandemia.

En contraste, la fila para ingresar al templo y saludar a la Virgen María sí era larga y daba la vuelta sobre la Avenida Reforma y un tramo de la 11 Sur.

Verbena con variedad de comida y mercancía celebrando a la Virgen de Guadalupe

En las inmediaciones de ‘La Villita’ se instaló la tradicional verbena que provocó cortes viales en tramos de la 13 Sur y la subida a la Avenida Juárez en ese punto, así como en la Avenida Reforma con sentido al centro entre 11 y 13 Sur.

500 puestos de ambulantes se colocaron para vender, literalmente, de todo. Comida, mercancía navideña e incluso regresaron los tradicionales stands de fotografía temática en los que los maestros de la cámara colocan fondos alusivos a la historia tradicional de la Virgen de Guadalupe en la creencia católica para fotografiar a niños que van vestidos de Juan Diego.

Recomendamos: El Papa Francisco recibe una virgen de barro y artículos bordados de artesanas de Puebla

Entre la comida que se oferta para los visitantes destacan los puestos de chalupas ya tradicionales en este festejo, pero también hay platillos “modernos” como pizza, y los infaltables tacos de tripa o de asada, cemitas, filetes de pescado, y postres como plátanos fritos o variedad de pan, y snacks como manzana enchilada. Lo que no está permitido es la venta de bebidas alcohólicas.

Juegos mecánicos y de destreza como canicas y tiro al blanco, también están presentes en esta verbena, así como venta de mercancía variada desde rosarios hasta adornos de navidad.

Por Paulina Díaz/ @Just_Pau 

Foto portada: Agencia EsImagen

Paulina Diaz

Paulina Díaz

Paulina Díaz