FORTALECEMOS AL CAMPO POBLANO
PREDIAL 2023
Publicado enDeportes

Anaya ve el triunfo en elecciones tras el de la Selección

@MTPnoticias

Ricardo Anaya cambió de camiseta este domingo. No usó el azul del PAN, ni el amarillo del PRD, ni el naranja de MC —los partidos de la coalición ‘Por México al Frente’—, sino una playera verde de la Selección Mexicana de futbol que en la espalda tenía impresa la palabra “Presidente” y el número 18.

La mañana de este domingo, Anaya llegó así a la colonia CTM Culhuacán, en la delegación Coyoacán, para encabezar una concentración ciudadana para ver el juego entre México y Alemania en el Mundial de Rusia 2018. Como en otros de sus mítines, asistió acompañado de su esposa, Carolina Martínez, y de sus tres hijos —Carmen, Santiago y Mateo—, todos uniformados con los colores del Tri.

A tono con el acto, el presidenciable fue recibido por el exmundialista Manuel Negrete, candidato del Frente a la alcaldía de Coyoacán y autor de uno de los goles más famosos en la historia de la Copa del Mundo: una tijera contra Bulgaria en México 86.

El aspirante frentista, quien llegó siete minutos después de comenzado el partido, dedicó el primer tercio del encuentro más a revisar su celular, abrazar a sus hijos o hablar con su esposa que a emocionarse con las jugadas. A su lado, invitados VIP —como el dirigente panista, Damián Zepeda, y otros candidatos— sí se entusiasmaban y gritaban con los errores y las llegadas a gol.

Anaya, en cambio, se mantuvo sereno hasta que, al minuto 35, Hirving El Chucky Lozano marcó la anotación que terminaría por darle la victoria al equipo mexicano.

Xóchitl Gálvez, candidata a senadora, corrió para abrazar y celebrar con el presidenciable, quien hizo lo mismo con Negrete.

En el medio tiempo, algunos simpatizantes buscaron tomarse selfies con el abanderado, pero no todos lo lograron por la vigilancia del personal de seguridad. Incluso, hubo momentos en los que estos hombres y mujeres de azul y blanco intentaron arrebatar sus teléfonos celulares a quienes grababan los gestos de Anaya.

También en el descanso, en las pantallas se transmitieron imágenes del gol de Negrete, así como un video en el que él y Anaya aparecen dominando un balón.

Para el segundo tiempo, conforme se acercaba el final del partido, Anaya ya estaba contagiado por la emoción. Cada que los jugadores alemanes se aproximaban a la portería mexicana y amenazaban con empatar, el quertano se agarraba la cabeza o el cuello.

Antes del silbatazo de cierre, tomó la mano de su esposa y, junto con ella y Negrete, contó los segundos que quedaban al juego como si viviera un momento decisivo de la carrera presidencial de este año.

“¡Así será el triunfo el 1 de julio!”, gritó el animador luego de que finalizó el partido, y Anaya se subió a un banco para seguir con el festejo.

Después, en el templete, habló con la prensa y aseguró que, así como México derrotó al campeón del mundo, él logrará conquistar el poder a pesar de ir en segundo lugar en las preferencias.

“Así vamos a ganar nosotros también. Con fuerza, con entusiasmo”, dijo.

“Hoy todos somos la Selección. Muchas felicidades. A seguir ganando, a ganar el Mundial”, agregó, e hizo un llamado a no “desperdiciar” el voto apoyando a su rival José Antonio Meade, de la coalición Todos por México (PRI-PVEM-Panal).

Después de mediodía, Anaya emprendió su salida del lugar, mientras quien entretenía a los asistentes era Negrete autografiando una veintena de balones regalados en la concentración.

Para ese momento, algunos ciudadanos empezaban a retirarse contentos con el resultado deportivo. Otros, por el contrario, lo hacían desanimados porque los organizadores no repartieron palomitas u otras botanas entre el público. Cada quien había tenido que llevar sus refrigerios para gritar gol y festejar al Tri.

 

Crédito: adnpolítico

 

Elvia Cruz

Elvia Cruz

Estudió una maestría en Periodismo Político en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado en diversos medios locales, nacionales e internacionales como CNN en Español, Grupo Expansión,...