La terna a gobernador interino: Almeida, Diódoro y Aguilar Coronado



Compartir

Gerardo Pérez García/ @GerardoPGarcia

Una vez más cobra vida y vigencia la cita de Ortega y Gasset… “el hombre y sus circunstancias”.

Porque- ante la trágica y lamentable muerte de la gobernadora Martha Erika Alonso Hidalgo y de su esposo, ex mandatario y senador Rafael Moreno Valle Rosas, como de los pilotos y un asistente, al desplomarse el helicóptero Agusta el 24 de diciembre pasado, y cuando se auguraba con ello “la muerte del Moreno-Vallismo”, resulta que no será así.

Al menos durante el proceso de elección del gobernador interino.

Y habrá que ver cómo se reagrupan para el proceso electoral del 2019. Si llegan con un candidato de unidad, ya sea Moreno-Vallista o panista-panista.

Pero ésa será otra historia.
-Porque- HOY el Moreno-Vallismo está más vivo que nunca.
Es real.
No ficción.
Ni especulación.
O fantasía periodística.
No se trata de filias ni fobias.

Los hechos y acuerdos políticos para continuar con vigencia el poderoso “clan Moreno-Vallista”, con el gobierno federal, lo demostrará en toda su dimensión una vez que se conozca el nombre del gobernador interino.

Y donde la bancada de Morena en el Congreso del Estado, pese a tener mayoría simple con 22 legisladores -de 41-, no podrá nombrar, menos imponer, al mandatario interino.

Pese a los auto destapes y auto promociones de los diputados José Juan Espinosa y Héctor Alonso Granados, y de la senadora Nancy de la Sierra, todos ellos de Morena, ninguno de ellos será el interino.

Mucho menos “el elbista” Gerardo Islas Maldonado -diputado local-, pese a promocionarse en redes y en el periódico Reforma con una fotografía -y desplegado- con el ex mandatario nacional Carlos Salinas de Gortari y su hijo Cristóbal Salinas Ocelli.

Como también sin posibilidad alguna está “la morenovallista” Maiella Gómez.
Ni la ex panista Ana Teresa Aranda.
Ni el empresario Ricardo Villa Escalera.

El primero en dejarles claro, muy claro, la posesión del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al grupo legislativo de Morena, fue el subsecretario de Gobernación Zoé Robledo Aburto, la misma tarde del siniestro aéreo, durante una reunión a “puerta cerrada” a la que asistió Luis Miguel Barbosa, quien perdió la elección gubernamental ante Martha Erika Alonso.

***

El apunte de Zoé Robledo fue contundente:

“Ninguno de ustedes será postulado”.

Horas antes, durante el homenaje póstumo en la “Plaza de la Victoria”, enclave insignia del “Moreno-Vallismo”, el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, abrió la “ventana de negociación” al citar:

“Por cortesía el interinato corresponde al partido que gobernaba. Y ése es el PAN”.

En la misma ceremonia luctuosa -del martes 25 de diciembre-, la presidenta nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu -amiga personal de Moreno Valle y Martha Erika- dijo:

“Su partido ayudará a que en Puebla haya gobernabilidad; además, de solidaridad hacia los familiares de la pareja”.

Y remató el ex gobernador y ex titular de Gobernación en la Presidencia de Enrique Peña Nieto, el senador priista Miguel Ángel Osorio Chong, quien en entrevista con Milenio Televisión lanzó “el obús”:

“Hay reglas no escritas y el PAN debe poner al gobernador interino”.

“Los barbosistas no deben imponer a su voluntad para evitar la ingobernabilidad en el Estado”.

Agregó:

“Hay reglas no escritas en la política, por lo que debe prevalecer la cordura y debe ajustarse a ellas”.
Hay que investigar lo que pasó. Es increíble ver cómo unos oportunistas lo ocupan en este momento. Debemos dejar descansar en paz a Rafa y Martha Erika, y a todos los que iban en el helicóptero”.

Osorio Chong recordó:

Con Moreno Valle y Martha Erika lo unía una amistad de más de 15 años, pues Rafael y él coincidieron en la Cámara de Diputados; incluso acudió a la boda del ex mandatario y la gobernadora”.

El gobernador interino saldrá de la terna: Rodríguez Almeida, Diódoro Carrasco y Aguilar Coronado

Por lo anterior y de acuerdo con la “fuente” -fidedigna del albiazul nacional- de la terna Jesús Rodríguez Almeida, Diódoro Carrasco Altamirano y Humberto Aguilar Coronado… saldrá el gobernador interino.

Así lo acordaron en la casona de Bucareli, Olga Sánchez Cordero y Zoé Robledo con el exmandatario poblano José Antonio Gali y los representantes del morenovallismo, Eukid Castañón y Maximiliano Cortázar.

Por ello, el subsecretario de Gobernación -Zoé Robledo- sostuvo dos encuentros más con Gabriel Biestro y José Juan Espinosa, presidente de la Junta de Gobierno del Congreso y presidente de la Mesa Directiva de la legislatura, respectivamente, donde les remarcó que la decisión estaba tomada para dejar que sea el PAN y el morenovallismo quienes propongan al mandatario interino.

Y la bancada de Morena deberá ver y analizar qué perfil es el más indicado para el crucial momento político-electoral que vive y vivirá Puebla.

***

Con el trascendido:

(…) El interino será únicamente de transición por seis meses -enero a junio 2019-
(…) Debe prevalecer cordura para que el Estado tenga gobernabilidad, estabilidad y transite en un clima de paz al proceso de elección del nuevo Gobernador Constitucional.
(…) Estará más que vigilado y supervisado por los 22 legisladores de Morena.
(…) La Secretaría de Gobernación se mantendrá atenta al proceder político-administrativo-electoral del gobernador interino.
(…) El Instituto Nacional Electoral será el árbitro en la actuación de los órganos electorales de Puebla.
(…) No habrá “manos libres” del gobernador interino para actuar en el proceso electoral de junio o julio próximo.
(…) Quienes vayan a ser los candidatos del próximo proceso electoral tienen, todos ellos o ellas -con sus respectivos partidos o alianzas-, la misma oportunidad de ganar Casa Puebla.

Un defeño, un oaxaqueño y un veracruzano

De la terna donde saldrá el gobernador interino de Puebla… ninguno de ellos es poblano por nacimiento.
Los tres adquirieron la ciudadanía poblana.

Más uno de ellos -el veracruzano- cursó sus estudios e hizo carrera política en Puebla.

A diferencia del defeño y oaxaqueño, que llegaron a Puebla durante la administración de Moreno Valle.
Veamos.

Jesús Rodríguez Almeida; nació en la Ciudad de México el 24 de noviembre de 1971 -tiene 47 años de edad-
Es egresado de Licenciatura en Derecho por la Universidad Tecnológica de México, Maestría en Ciencias Penales y Doctor en Derecho.

Perteneció -o pertenece- al equipo de Miguel Ángel Mancera, quien lo dejó de titular en la Procuraduría de Justicia del extinto Distrito Federal en 2012 al asumir la candidatura del PRD al gobierno.

Ya de gobernador, Mancera nombró a Rodríguez Almeida secretario de Seguridad Pública.

Pero en 2014 se vio envuelto en el caso de la discoteca Heaven, desalojo del plantón de maestros de la CNTE en el zócalo y en los actos de brutalidad policíaca en la manifestación de los estudiantes de Ayotzinapa realizada el 20 de noviembre de 2014.

Lo que llevó a la destitución de Jesús Rodríguez en la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal.

Más su “estrella” vuelve a encenderse cuando en 2015 el gobernador Moreno Valle lo nombra Secretario de Seguridad Pública en sustitución de Facundo Rosas Rosas.

Y concluye la gestión morenovallista.
Se va de descanso a Michoacán.

Y su “estrella” adquiere más brillo el pasado 9 de diciembre, cuando la gobernadora Martha Erika Alonso lo nombra secretario General de Gobierno.

Y de obtener por el Congreso la nominación de gobernador interino… Rodríguez Almeida encontrará en Puebla lo que nunca imaginó, pensó o creyó ser… gobernador.

Así, su paso de perredista, mancerista o independiente, se cristalizó en el “PAN-Morenovallista”.

***

Diódoro Carrasco Altamirano; nació el 30 de enero de 1954 en San Juan Bautista Cuicatlán, Oaxaca -tiene 64 años de edad-

Es Licenciado en Economía del Instituto Tecnológico Autónomo de México -ITAM-

Fue miembro del PRI durante 33 años y donde hizo la mayor parte de su carrera política-administrativa hasta alcanzar la gubernatura de Oaxaca, sustituyendo al cenecista Heladio Ramírez López y le entregó la estafeta del Palacio de Gobierno al también priista José Murat Casab.

Fue senador y diputado federal por el tricolor. Y secretario de Gobernación Federal con el presidente Ernesto Zedillo Ponce de León.

Y de priista pasó a las filas panistas.
Y Moreno Valle lo nombra representante del Gobierno de Puebla en la Ciudad de México en marzo de 2015
Y en enero de 2016 lo designa secretario General de Gobierno.
Y Gali Fayad lo ratifica en el cargo en 2017.

O sea, cerró la administración gubernamental de Rafael Moreno Valle y el “mini gobierno” -un año y ocho meses- de José Antonio Gali.

Si el “destino lo alcanza” tendría la fortuna de ser dos veces gobernador.
Lo fue de Oaxaca, por seis años.
Y sería gobernador interino de Puebla.
Lo que es la “vida y fortuna” de los políticos.
Ayer priista… hoy “panista-morenovallista”.

 

Humberto Aguilar Coronado; nació el 25 de marzo de 1963 en Poza Rica de Hidalgo, Veracruz -tiene 55 años de edad-

Es Licenciado en Ciencias Políticas por la UPAEP. Y maestro en Mediación, Negociación y Resolución de Conflictos por la Universidad Carlos III de Madrid, España.

“El Tigre” Aguilar Coronado es panista cien por ciento y no tuvo relación alguna con Moreno Valle, pese a pertenecer al mismo partido.

Fue senador de la República, diputado federal, diputado local y secretario General del CEN del PAN durante la presidencia de -su maestro y guía- Carlos Castillo Peraza.

En el gobierno presidencial de Vicente Fox fue director General de Gobierno de la SEGOB, subsecretario de Desarrollo Político y subsecretario de Enlace Legislativo, ambas de Gobernación.

Y coordinó la campaña nacional de Marko Cortés Mendoza a la Presidencia del Partido Acción Nacional y conforma parte del primer círculo del líder blanquiazul.
De ser Humberto Aguilar el designado gobernador interino, cumpliría un largo y acariciado sueño… ser gobernador.

Ahí está la terna de donde saldrá el gobernador interino, aprobada y votada por los 41 diputados locales.
Por un lado están los Moreno-Vallistas Diódoro Carrasco Altamirano y Jesús Rodríguez Almeida.

Y por el otro un panista-panista e integrante del primer círculo del dirigente nacional Marko Cortés… “El Tigre” Aguilar Coronado.

***

El papel de Gali Fayad

En los últimos días del 2018 y las primeras 72 horas del 2019 se vivirán horas cruciales y trascendentales para ver quién gana la puja del mandato interino de Casa Puebla.

El grupo cerrado Moreno-Vallista pujará con todo para imponer a Rodríguez Almeida o Diódoro Carrasco.
Y el grupo panista-panista irá al cien por ciento con Aguilar Coronado.

En este juego del poder quien parecía que estaba fuera de toda jugada era el ex mandatario Gali Fayad.
Sobre todo que terminó no solo distanciado de Moreno Valle, sino también de la fallecida gobernadora Martha Erika Alonso.

De manera soterrada y pública trascendieron las constantes intromisiones de Moreno Valle al mandato de Gali Fayad. Dicen que fueron incontables ocasiones que llegaba Rafael a Casa Puebla y desplazaba a José Antonio de la silla gubernamental.

Ordenaba y gritaba. Alzaba la voz y amenazaba.
Tomaba decisiones como si fuera el gobernador.
Y Gali tenía que callar. Y apechugar.

La “gota que derramó” el vaso fue cuando Gali Fayad no aceptó la orden de Moreno Valle de aumentar la tarifa del transporte público.

Que lo haga la gobernadora Martha Erika.
Ahí se dio el rompimiento total de las familias Galia Fayad con Moreno Valle-Alonso Hidalgo.
Más el destino político reparaba una sorpresa a Gali.

Logró tejer alianzas políticas con López Obrador y Cordero Sánchez. Por ello, fue y es convocado a las reuniones en Gobernación para destrabar el caso Puebla”.

Y su opinión, y voto, cuenta y vale para el Gobierno de la República, pese al rechazo y malestar de Eukid Castañón, Diódoro Carrasco y Rodríguez Almeida.

Sólo resta esperar si el licenciado Rafael Moreno Valle Suárez, padre de Rafael, decide participar en la designación del Gobernador Interino.

U opta por mantenerse al margen y cerrar el ciclo político de su hijo y nuera.

Sin olvidar a Melquíades Morales Flore y su grupo melquiadista, donde está Eukid Castañón en primera fila.

Además se plasma “la quinteta” para candidatura a Casa Puebla, que se disputará en junio o julio de 2019.

… Luis Banck Serratos.
… Roberto Moya Clemente.
… Maximiliano Cortázar.
… Eukid Castañón Herrera.
… Eduardo Rivera Pérez.

¿Quién será el ungido?
Al tiempo.

Compartir

Avatar

Gerardo Pérez

Periodista poblano

Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros