FORTALECEMOS AL CAMPO POBLANO
PREDIAL 2023

Gerardo Pérez García

En políticas no hay casualidades.
Tampoco coincidencias.
Ni acciones al azar.

¿Por qué?

Porque resulta que el viernes pasado se dio un “encuentro” o “reunión” más que sospechosista en la zona comercial de Angelópolis.

Y fue en la tarde-noche.

La cita se dio en el restaurante ‘Donato Camarano’.

Ella iba con vestido color rosa.
Él rejuvenecido y ropa casual.
Y el tercero en la mesa con bastantes kilos de menos.

Sentados en una mesa alejados del bullicioso, se vio a la Embajadora de México en Colombia, Blanca Alcalá Ruiz, al ex Rector de la BUAP, Enrique Agüera Ibáñez y a quien fuera su operador político y hombre de mayor confianza Damián Hernández Méndez.

No pudo haber sido un “encuentro casual”.

Ni fortuito que la Embajadora haya estado de “fin de semana” en Puebla, cuando su misión y encomienda está asignada en Colombia.

Ni que el ex administrador universitario, radicado en Miami, Florida, también estuviera de “fin de semana” en Puebla.
Damián Hernández, que radica en la Ciudad de México, también estuviera de “fin de semana” en Puebla.

De ser así…

¡Vaya coincidencias de la vida!

Pero como no fue así…

Entonces, qué llevó a tan singular “encuentro”, con tan singulares personajes en la vida política poblana y nacional.
Alcalá y Agüera tienen un dolor en común, y guardan facturas que en el momento oportuno cobrarán, o meterán al “baúl de los recuerdos”.

Amén que a ambos los traicionaron.

Y los dejaron solos en sus respectivas campañas políticas.

Los dos perdieron -gubernatura y alcaldía- con el priista Enrique Peña Nieto en la Presidencia de México.

Y con el neo-panista Rafael Moreno Valle Rosas en Casa Puebla.
En febrero de 2013, Enrique Agüera dejó la Rectoría de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla para ir de candidato del PRI a la Presidencia Municipal de Puebla.

Don Enrique se convirtió en el primer Rector de la Máxima Casa de Estudios con más años al frente de la institución: nueve años consecutivos.

Año y medio de rector sustituto deEnrique Dóger Guerrero, quien renunció al cargo universitario para ir en busca de la Alcaldía de la Capital -la cual ganó-; más los 4 años de Rector titular y tres años y medio de reelección, suman los nueve años.

Así, Agüera ocupó por primera vez la “Silla Rectoral” en abril de 2004, cuando gobernaba el EstadoMelquíades Morales Flores.
Y dejó El Carolino en febrero de 2013, cuando Rafael Moreno Vallemandataba Puebla.

Agüera enfrentó a José Antonio Gali por la Presidencia Municipal.
Y perdió.

Intentó regresar en 2015 por una Diputación Federal, pero al final optó por guardarse e irse a vivir a Miami, Florida.

Por su parte, Blanca Alcalá se convirtió en la primera mujer en gobernar al Municipio de Puebla en 2008, cuando corría el segundo trienio del sexenio de Mario Marín.

En 2012 gana el Senado de la República -en fórmula con Lucero Saldaña
Y en 2016 es la candidata tricolor al Gobierno de Puebla.
Y pierde ante Gali Fayad.
doña Blanca es premiada por Los Pinos con la Embajada en Colombia.

Larga pero necesaria cita para ver que el “encuentro” Alcalá-Agüera-Damián no fue casual ni fortuito.

Interrogante que se ahonda del porqué de la “reunión”, si la brutal y estrepitosa derrota del Revolucionario Institucional se dio el pasado primero de julio.

Acaso será porque… ¿Alcalá buscará la dirigencia estatal del PRI?

O… ¿Agüera es quien va por el liderazgo priista?
¿Y el operador será Damián Hernández?
O bien… ¿emigrarán a las filas de MORENA?
O, porque única y exclusivamente se reunieron para recordar “viejos tiempos” y armar un “intercambio cultural Puebla-Miami-Colombia”.

Lo cierto es que el sábado pasadoBlanca Alcalá estuvo en Puebla para el bautizo de su nieta, donde uno de los invitados especiales fue Enrique Doger.

Solo que un día antes se reunió con otro ex Rector de la BUAP, que también se llama Enrique, pero de apellido Agüera.

Agüera no acudió al festejo.
Tampoco Damián Hernández.

¿O no fueron invitados?

¿Será?
Al tiempo.

Gerardo Pérez

Gerardo Pérez

Periodista poblano