"PRIMERA GENERACIÓN USEP"
ELISA CARRILLO Y AMIGOS
El Libro de Libros
728-x-907

Hace algunos meses mencioné que era súper importante que las personas con discapacidad fuéramos vacunadas de manera prioritaria así como aconteció con el sector médico y ahora con las y los maestros, las personas con discapacidad debemos o debíamos de haber estado ya en las primeras listas de registro y recibir tan anhelado preparado de antígenos que para mucha gente es una segunda oportunidad de vida, y no es que seamos un número menor de población con alguna discapacidad de todas las edades, discapacidades, estatus económicos, a lo largo y ancho de la República Mexicana representamos el 15% de personas según el último censo realizado por INEGI en 2020.

La pregunta es ¿por qué quienes cuidan de alguien con discapacidad o incluso quien la vive exigimos estar de manera urgente en las listas? La respuesta es la siguiente, el sistema inmune de este sector poblacional sin importar la edad, es inmunodepresivo lo que quiere decir que es muy fácil contraer alguna enfermedad viral y el proceso de recuperación es más tardado, complejo y caro, muestra de ello es tristemente el caso de la niña de 12 años con Síndrome de Down que falleció al inicio de la pandemia y que fue justo allí cuando el gobierno empezó a promover información específica para las personas con discapacidad, repito, hasta que falleció esta menor. Mientras tanto déjenme les comento ¡la buena nueva!

Ricardo Cortés Alcalá, director general de Promoción de la Salud, anunció que la vacunación para esta parte de la sociedad comenzará cuando acaben con las y los maestros y mayores de 50 años, aunque no dio detalles de cómo se llevará a cabo tal proceso, nos es muy satisfactorio y da un rayito de luz, todo esto lo expresó en el panel ‘La Pandemia y el Gobierno Abierto en México’ que se efectuó del 17 al 21 de mayo del presente año, organizado por el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

Lee: Hacer visible lo invisible

Así que estamos ansiosos y ansiosas por que ya proporcionen más detalles de la manera en que efectuará esta dinámica, ¡OJO! No es vacunar por vacunar, es hacer una organización distinta, no es del otro mundo, solo es considerando una logística con perspectiva de discapacidad, un ejemplo de ello es que las sedes sean todas en planta baja y que si hay escalones también hayan rampas, sanitarios si no hay específicos para discapacidad que sí sean amplios y limpios, y de suma importancia se cuente con personal capacitado para atender a la población objetivo. A qué nos referimos con ello; ejemplo si llega una persona sorda sola y no hay personal que le pueda atender de manera adecuada ¿Cómo le van a explicar el procedimiento, cuidados y síntomas posibles después de la inyección?

Otro ejemplo, si llega una persona sin extremidades superiores ¿Dónde van a aplicar la vacuna? Quizás le parezcan casos extremos, pero no, las personas con diversas discapacidades estamos presentes y hoy más que nunca.

Recomendamos: Porno inspiracional, ¿qué es y qué tiene que ver con la discapacidad?

Por ello solicitamos que sean personas capacitadas, solidarias, empáticas y con un sentido común amplio. Ahora ya sabemos que quizás después de las y los maestros y de las personas de 50 años, lleguen vacunas para nosotras y nosotros que tanto lo anhelábamos, por favor difundan esta información para que empiecen a ver estos temas y se haga una buena organización como hasta ahora se están efectuando, y que la mayor cantidad de personas seamos vacunadas. 

Por Dulce Belem Zavala/ @dbperzaval

Foto: @SaludGobPue

Dulce Zavala

Dulce Belem Zavala

Consejera, conferencista y capacitadora en temas de inclusión, DDHH, discapacidad y genero, mujer joven con discapacidad originaria de CDMX radicando en Puebla desde hace 25 años, activista a favor de...