"PRIMERA GENERACIÓN USEP"
ELISA CARRILLO Y AMIGOS
El Libro de Libros
728-x-907

El 23 de enero del 2017, Diario Cambio documentó en un amplio reportaje (dividido en tres partes) cómo operó una mafia de proveedores que saqueó a la Secretaría de Salud con al menos 400 millones de pesos en la gestión de Jorge Aguilar Chedraui (febrero 2011 a abril 2013).

El 13 de febrero de ese mismo año (2017), Periódico Central también exhibió que Aguilar Chedraui creó una red de corrupción a lado de Gabriel González Cossío y Eduardo Letayf Acar que consistió en rehabilitar, dar mantenimiento y ampliar unidades médicas en el estado que después fueron derribadas y sustituidas por Centros de Salud con Servicios Ampliados (CESSA), con lo que provocaron un quebranto por 165 millones 252 mil pesos.

Desde entonces, la Contraloría del estado tenía detectado los negocios que venía encabezando el panista desde la dependencia, pero como tenía el manto protector del entonces gobernador, Rafael Moreno Valle, nunca fue denunciado.

Te sugerimos: Barbosa no se disculpará con Aguilar Chedraui y da cátedra sobre libertad de expresión a la CNDH

De nada sirvieron las quejas de su sucesor en la dependencia, Roberto Rivera Trewartha, quien incluso despidió a Eduardo Letayf, director de Operación e Infraestructura de la Secretaría de Salud, tras detectar múltiples irregularidades, pero hasta ahí quedaron las acciones.

Aguilar Chedraui siguió como presidente del Congreso local. Se sintió intocable al ver que, a pesar del saqueo a la Secretaría de Salud, seguiría gozando del dinero público…hasta que su amo perdió la vida en el helicopterazo del 24 de diciembre del 2018.

Las publicaciones sobre presuntos desvíos de recursos desde la Secretaría de Salud continuaron… Por ejemplo, el 16 de agosto del 2019 Martín Hernández Alcántara publicó en La Jornada de Oriente que Aguilar Chedraui era investigado por anomalías de mil 300 millones de pesos en construcción de los CESSAS.

Esta última nota forma parte de las publicaciones que retomó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) como “prueba” para imputar “violaciones a los derechos humanos” y violación al principio de presunción de inocencia contra Aguilar Chedraui por parte del gobernador Miguel Barbosa, a pesar de que, en este texto, no se le adjudica ninguna declaración al mandatario, pues se trata de información obtenida por el reportero.

Te puede interesar: Barbosa, la CNDH y la libertad de expresión

Así de “sustentada” está la justificación del organismo federal que encabeza María del Rosario Piedra Ibarra para atreverse a solicitar al gobernador una disculpa pública para Jorge Aguilar, una indemnización económica y hasta solicitar a los medios de comunicación retirar de sus páginas y redes sociales sus notas relacionadas a la corrupción del exfuncionario.

¡Leer para creer!

No cabe duda que en la mayoría de los casos, la CNDH saca la cara por los delincuentes y no por los agraviados.

Vergüenza le debería de dar a Aguilar Chedraui quejarse de que hablan de él, cuando en el fondo sabe de los millones que se embolsó en su paso por la administración pública.

No por nada se amparó en octubre de 2019, como dio a conocer Iván Tirzo en su columna Golpe Bajo en MTPNoticias, pues teme ser detenido por todo el cochinero que dejó en la Secretaría de Salud. Por algo ya no vive en Puebla.

Que se vaya, pero que regrese todo el dinero que se robó y que se disculpe él primero con los poblanos por haberles robado cuando fue secretario de Salud, tal como han documentado diversos medios de comunicación.

Por Elvia Cruz/ @cruz_elvia

Elvia Cruz

Elvia Cruz

Estudió una maestría en Periodismo Político en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado en diversos medios locales, nacionales e internacionales como CNN en Español, Grupo Expansión,...