Un oportunista se cuela a la boda de César Yáñez



Los Reporteros/ @MTPNoticias

En una boda es imposible que los novios puedan controlar el acceso de todos los que llegan a disfrutar de la fiesta, pues pasa que el amigo del amigo del amigo, invita a otro y así, siempre hay colados que terminan incomodando porque en ocasiones son los que más desmanes causan o siempre buscan llamar la atención.

Tal es el caso de Eduardo Rivera Santamaría , quien actualmente se hace pasar como empresario y hasta periodista. Resulta que se coló a la boda del exvocero de Andrés Manuel López Obrador, César Yáñez y la empresaria Dulce María Silva que se realizó el sábado 29 de septiembre en la ciudad de Puebla.

Los invitados detectaron tarde la presencia de Rivera Santamaría y quizá hubiera pasado desapercibido sino hubiera buscado llamar la atención tomándose fotos con cuanto personaje de talla nacional se encontró, incluido el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador.

Y es que esta fiesta, considerada como “boda del año” hubo invitados como empresarios, funcionarios y futuros integrantes del gabinete del gobierno federal.  Por eso, el dueño del periódico UnoMásUno aprovechó esta reunión para acercarse.

¿Será que después aproveche para extorsionar a estos morenistas  o su intromisión fue para darse a conocer y así exigirles obra pública más adelante como acostumbra?

Lo incómodo para él fue que cuando César y Dulce se enteraron de quién se trataba, se preguntaron quién lo había invitado. Al no encontrar respuestas, terminaron por pedirle que por favor se retirara, con la pena. ¡Que oso!

***

Para quienes no conocen a Rivera Santamaría,  en septiembre del 2011 fue encarcelado en el penal Ignacio Allende del puerto de Veracruz por fraude y su vida se resume en engañar tanto a empresarios, amigos y a periodistas.

Cada que está en puerta una elección, se acerca a posibles candidatos para ofrecerles “financiar” sus campañas a cambio de prebendas después, tal como ocurrió en 2016 cuando se la quiso jugar con el hoy delegado de la Conagua, Alberto Jiémez Merino  pues ya se andaba presentando en medios como el coordinador de prensa, pero no se le hizo, ya que la candidatura se la dieron a Blanca Alcalá Ruiz.

Así,  la estrategia de Rivera Santamaría ha sido relacionarse con personajes poderosos del poder político para que le abran la puerta de la obra pública o de lo que sobre, siempre y cuando le deje ganancias.

 

Foto: Especial


Avatar

Los Reporteros

Apasionados por las noticias y el informar a nuestro público

Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros